Palabras de apertura IV Congreso Latinoamericano de Psicología Junguiana

PALABRAS DE APERTURA
AL IV CONGRESO LATINOAMERICANO DE PSICOLOGIA JUNGUIANA

Mario Eugenio Saiz


Mario Saiz

Psiquiatra, Analista Junguiano miembro de la International Association for Analytical Psychology (IAAP), Universidad Católica del Uruguay. Fue el Presidente del IV Congreso Latinoamericano de Psicología Junguiana, celebrado en Punta del Este, Uruguay, del 2 al 7 de septiembre de 2006 y estas fueron las palabras con que el autor dio inicio al evento.

“Sr. Rector de la Universidad Católica del Uruguay, Sr. Decano de la Facultad de Psicología, Sra. Presidente Electa de la IAAP, Representantes en el Comité Latinoamericano de Psicología Analítica (CLAPA), por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Venezuela, Uruguay, estimados profesionales, docentes, investigadores, estudiantes, amigos y amigas

Con profunda emoción estamos asistiendo a un hecho histórico de la individuación junguiana latinoamericana, a una experiencia constitutiva de nuestra identidad tanto de latinoamericanos como de psicoterapeutas, a un momento pleno de alegría y entusiasmo, que resuelta de dar apertura a este IV Congreso Latinoamericano de Psicología Junguiana sobre una temática tan actual, necesaria, y colaborativa entre psicoterapeutas, clínicos, docentes e investigadores, en ese trabajo de descubrir-construir nuevas relaciones de complementariedad e integración entrePsicopatología, Psicoterapia y Neurociencia.

En 1992 en el XII Congreso de la IAAP en la ciudad de Chicago, compartimos con muchos de ustedes el sueño de realizar un encuentro latinoamericano. En 1998 realizamos el I Congreso Latinoamericano en este mismo lugar, en esta misma ciudad, en este mismo país, sobre el tema de la Identidad Latinoamericana. Luego en 2001 tuvimos el II Congreso en Río de Janeiro, y en 2003 el III Congreso en Salvador, Bahía.

Ya en la propuesta del I Congreso de 1998 nos planteamos enfatizar un estilo de encuentro entre los junguianos, como una modalidad de relación, como un modo de comunicar nuestras experiencias y conocimientos. Encuentro de símbolos, de imágenes y afectos, de pensamientos e intuiciones. Tenemos una motivación muy definida por lo latinoamericano y por el desarrollo de una Psicología Junguiana en América Latina, una Psicología comprometida con esta encrucijada de culturas, de memorias colectivas, de anclajes territoriales, que configuran desde la realidad social y cultural los contextos del Alma de América Latina.

Del alma que está en nuestros mitos, en nuestra cultura, en nuestro arte y en nuestra manera de hacer ciencia, ya sea como docencia, como investigación, o como clínica. Pero también en nuestros sufrimientos y alegrías, en nuestros valores y en nuestra dignidad, en nuestro amor a la tierra y a nuestros hermanos.

HEMOS INVITADO A TODOS los representantes de cada una de las comunidades de junguianos latinoamericanos , sociedades, asociaciones, grupos en desarrollo o en formación, que nos cuenten qué han hecho, qué hacen y como trabajan , cuál es la riqueza del self grupal en su contexto local y cuáles son los proyectos hacia el futuro, hacia lo que está por venir… ya que si no nos conocemos en nuestro hacer cómo podríamos encontrarnos, cómo podríamos posibilitar que el Self latinoamericano se exprese y sea escuchado por todos nosotros, para poder realizar un auténtico y verdadero aporte a la alteridad de Latinoamérica.

Hemos invitado al Prof. Carlos Byington para que en nombre de todos nosotros brinde un homenaje a un amigo que nos ha dejado, pionero en Brasil y en Uruguay en el desarrollo de la Psicología Analítica, me estoy refiriendo al Dr. Ian Baker, hombre y analista de gran sensibilidad, afectividad y espiritualidad. Recuerdo que cuando nosotros comenzamos a nacer como grupo de junguianos en Uruguay, creamos la Fundación C.G.Jung de Uruguay, y lo consultamos a él, que nos había venido a visitar generosamente en uno de sus primeros viajes a Sudamérica, cómo hacer para tener la autorización de la familia Jung para poder utilizar su nombre en la Fundación. Nos contestó, ningún problema, hagan la nota solicitando a la familia Jung la autorización para usar su nombre. La semana siguiente de su regreso a Suiza, recibíamos la autorización firmada de puño y letra del nieto de Jung.

 


Acto inaugural del Congreso. Foto de Ana Ma Salazar

La organización de este Congreso ha sido un trabajo duro, divertido y estresante, solitario y solidario, como la vida misma, siempre en movimiento, siempre en cambios, unos van y otros vienen, unos ya vuelven y otros están por llegar, pero lo cierto es que en ese fluir de la interacción con muchos de ustedes, y especialmente con quienes co-organizan este evento, laSBPA y la AJB, quiero darles las gracias a todos, pero muy especialmente a tres colaboradores muy fundamentales para que hoy estemos aquí, Alvaro Ancona, Irací Galias y al grupo de laSociedad Uruguaya de Psicología Analítica (SUPA), y en especial a esa trabajadora infatigable que es nuestra querida colega Pilar Amezaga. No por eso me olvido de los aportes y apoyos de nuestros amigos Chilenos (30), Venezolanos (17), Argentinos (16), Colombianos (16), Mexicanos (3), Brasileros (268) y Uruguayos (68). Gracias a todos ellos.

Gracias a nuestro presidente de la IAAP, Christian Gaillard quién me ha enviado el siguiente mensaje que quiero compartir con ustedes:

“Desafortunadamente no voy a poder estar presente personalmente con ustedes en Punta del Este para el IV Congreso Latinoamericano, pero estaré participando en el mismo con todo mi corazón desde Paris, considero que este evento es de capital importancia para Latinoamérica y para toda la comunidad junguiana internacional. Reciban entonces mis más cordiales deseos de éxito y por favor compartándolos con todos los participantes del Congreso”.

Gracias Christian Galliard por su mensaje y apoyo. Gracias a la presidente electa Hester Solomon, a Joe Cambray. Vicepresidente de la IAAP, y a Tom Kelly por su apoyo y por su presencia hoy como representantes de la IAAP en este IV Congreso Latinoamericano.

Gracias al Padre Antonio Ocaña, Rector de la Universidad Católica del Uruguay, y a Ariel Cuadro, Decano de la Facultad de Psicología de la misma Universidad, que nos acompañan hoy, gracias a la Universidad que nos auspicia y nos ha venido apoyando desde el Primer Congreso de 1998.

Gracias a Pablo Gelsi, María Pía Ciasullo, y Mabela Mutio, Demian Díaz, gracias a la empresa de Congresos y Reuniones Rohr.

Todo lo que hemos realizado desde el Comité de Organización y el Comité Científico ha sido hecho para cuidarlos, y cuidar de este encuentro y de su ciencia, claro que solo ustedes podrán mejorarlo con su participación y sus aportes, con su diversidad y su actualidad, para mostrarnos algo más, algo nuevo sobre la vida humana y su sufrimiento, así como también sobre su trascender simbólico.

Somos estudiosos, académicos, profesionales, investigadores, creativos en el arte de ayudar a quienes están enfermos, de quienes sufren, y por eso las ciencias de la Psicopatología, de la Psiconeurociencia, y esa ciencia-arte que es la Psicoterapia, son fundamentales en nuestro conocimiento y en nuestro saber. Pero antes que nada lo que quiero compartir con ustedes es que nuestro trabajo parte de una concepción de ser humano que debemos profundizar día a día para mejorar nuestra praxis, y por ello mi mensaje para este encuentro es que el espíritu de este congreso sea: “nuestro cuidar” al otro, que nos cuidemos todos, los unos a los otros, uno para todos y todos para uno, para que nuestra ciencia del cuidado ayude a nuestros hermanos a sanar su sufrimiento, a madurar su sentido de vida, y por sobre todo, a habitar esta tierra con justicia, solidaridad y paz.

Nuestro deseo es que este espíritu “de cuidado cuidando” este presente en nuestros 130 actividades, que incluyen 17 cafés temáticos, 58 paneles, 12 cursos, 21 talleres, 22 tertulias culturales y clínicas, y que este espíritu perdure hasta el próximo encuentro del 2009, cuya próxima sede será anunciada el día jueves en el acto de clausura, después de la reunión del CLAPA (Comité Latinoamericano de Psicología Analítica).

De cualquier manera, esperamos que emerja de este encuentro más allá de la academia, de lo profesional, que sin lugar a dudas es muy importante, la emergencia del self latinoamericano, de los latinoamericanos unidos en la diferencia, solidarios en la adversidad, en que el amor por el saber sea también un amor por el cuidado de las personas, con ese legado de humanismo que Jung nos ha dejado y que hoy esta presente entre nosotros, en esta tierra que es la tierra de ustedes.

Finalmente, quisiera trasmitirles un modo de sentir, Punta del Este es vuestra casa, la casa de todos. Esta actividad y estilo de encontrarnos es de todos y para todos. El valor de la cultura, la ciencia y el arte aquí desarrollados depende de cada uno de nosotros, como en un gran hogar, donde la esperanza es que cada uno de sus integrantes ayude a construir una gran familia con una vida mejor, más solidaria, más fraterna y con mucho amor. En la esperanza y consecución de estos logros declaro inaugurado este IV CONGRESO Latinoamericano de Psicología Junguiana con sus 469 participantes.

Muchas gracias por ser constructores de este encontrarnos “cuidándonos”.

Punta del Este, Septiembre 2006

.

 

Esta entrada fue publicada en Eventos, Publicaciones/Ponencias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.