¿Qué es el Sandplay?

KAY BRADWAY

Kay Bradway es miembro fundadora de la Sociedad internacional para la Terapia de Sandplay, Terapeutas de Sandplay de América y del C.G. Instituto de Jung de San Francisco. Este artículo es una traducción del Journal of Sandplay Therapy, Volume 15, Number 2, 2006 (p.7). Deseamos aclarar que preferimos la traducción de Sandplay como”Juego con la Cja de Arena” y no “Caja de Arena” solamente, por considerar que esta última deja de lado el proceso mismo del juego.

Traducido del inglés al español por Juan Carlos Alonso

  Desde hace veinticinco años intenté definir Sandplay. Para plantear las diferencias entre los términos “sandtray,” “sandplay” y “sand world” (término de Margaret Lowenfeld) escribí: “Sandtray se refiere al vehículo, sandplay a la actividad, y sand world al producto” (1981, p.134).

Quince años más tarde concluí un artículo titulado, “Sandplay y Sandtray” con la oración, “Quizá el tiempo ha venido a mantener el térmoino ‘sandtray’ como término genérico y reserve el término ‘sandplay’ para un método específico de terapia usando sandtrays” (Bradway, 1996).

Y seis años más tarde debía escribir: “La confusión entre el uso de los términos ‘sandplay’ y ‘sandtray’ continúa a pesar de las varias tentativas para aclarar las diferencias entre estos términos” (Bradway, 2002, p.103).

Con el reconocimiento cada vez mayor del valor de incluir las imágenes no verbales de sandplay en terapia analítica, la terapia de Kalff se ha diluido un poco o se ha modificado en su uso por alguno terapeutas. La pregunta llega a ser: ¿se ha limitado el término sandplay a lo que Kalff lo desarrolló? Kalff primero utilizó el término “sandplay” cuando ella observó que una serie de bandejas demostró un “proceso de la individuación descrito por C.G. Jung”dirigido por la “totalidad inconsciente.”. Ella escribe:

Cuando fui a Londres en 1956 a estudiar con la Dra. Margaret Lowenfeld su “Técnica del Mundo” (World Technique) mi principalinterés estaba en esta técnica como medio ideal para acercarse alinconsciente del niño. Sin embargo, pronto descubrí que cuando el paciente, fuese un niño o adulto, construye “mundos” en intervalos regulares uno puede observar un proceso del desarrollo que comienza a moverse, dirigido por la oculta totalidad inconsciente… El proceso analítico progresa hacia una unión de opuestos en el acto de jugar. Por lo tanto dí a este método el nombre de “Sandplay”. (Kalff, “Foreword” en Bradway y otros, 1981, p.vii)

Puesto que Kalff dio el nombre “sandplay” a este método, podría discutirse que ahora deberíamos utilizar esa palabra específica solamente para el uso terapéutico de la arena, del agua y de las miniaturas tal como ella lo desarrolló.

Si distinguiéramos el sandplay de Kalff de otros usos de la arena, del agua y de las miniaturas, ¿qué podríamos sugerir como características distintivas? Ofreceré las mismas tres características que mencionamos en “Sandplay with Analytic Therapy” (Bradway y Capitolo, 2005, p.52). Los tres que sugerimos que fueran: Proceso, Interpretación retrasada, Procesos duales.

Proceso. El Sandplay es un proceso que requiere que el paciente realice una sucesión de bandejas. Fue en el momento en que Kalff observó que una serie de bandejas mostraba un “proceso de la individuación descrito por C.G. Jung”guiado por la “totalidad del inconsciente” que ese sandplay nació.

Interpretación retrasada. Para maximizar la dirección por parte del inconscientedel paciente, en lugar de la comprensión del terapeuta, éste evita las intervenciones. Confiando en la comunicación verbal disminuida, es la comprensión no verbal de las imágenes las que ayudan a los terapeutas a permanecer atentos a lo que está apareciendo en el jugador de arena. Cuando se formulan las interpretaciones, meses e incluso años después de la terminación del proceso, es una experiencia mutua con aportes tanto del terapeuta como del jugador de arena.

Procesos duales. Estelle Weinrib, una compañera cercana de Dora Kalff, explica los dos procesos:

Creo que la aceleración terapéutica ocurre porque están teniendo lugar DOS procesos simultáneamente. El primer proceso es la interpretación analítica de los acontecimientos concretos de la vida de cada día, así como el material inconsciente tal como sueños, fantasías e imaginación activa, en un empuje hacia la consciencia creciente. El segundo proceso — la elaboración de los cuadros de la arena — es una regresión deliberada en el nivel preconsciente, preverbal matriarcal de la psique… el nivel de la personalidad en donde las heridas de maternidad inadecuada pueden ser calmadas y curadas, no hablando o pensando, sino mediante la regresión de nuevo a la infancia. (Weinrib, 2005, p.50)

Ha habido una tendencia hacia un uso extendido del término sandplay para incluir todos los usos terapéuticos de la arena, el agua y las miniaturas. Hay muchas formas en las que esta combinación es provechosa en la terapia profunda. La combinación parece tener una clase de magia para ello.

Para algunos terapeutas, incluso una bandeja es provechosa para una mejor comprensión de los problemas de su paciente. Algunos médicos o terapeutas pueden utilizar una o varias cajas de arena como herramienta de diagnóstico.

Muchos terapeutas encuentran que pueden utilizar una sola caja de arena como lo harían con un sueño. La escena de arena tiene la ventaja de estar libre de la censura del paciente puesto que el terapeuta es el que está obsrevando, junto con el paciente, aquello que se está haciendo. De otra parte, hay un permanente registro exacto de él. Tomar una foto de la bandeja de arena, que es un procedimiento rutinario, hace un registro incomparable al que el paciente y el terapeuta pueden referirse en cualquier momento.

Algunos analistas acostumbran usar las escenas de la arena y su propia reacción a ellas en el análisis de la transferencia y la contra-transferencia.

Puesto que el método de sandplay desarrollado por Dora Kalff tiene unos parámetros reconocibles, hay un valor en mantenerlo como un tipo independiente reconocible separado de terapia. Esto no invalida las otras aplicaciones. Pero evita la confusión de referirnos a otras aplicaciones de la arena, agua y miniaturas (“SWAM” por sus siglas en inglés) como “sandplay”.

Supongo que la pregunta se convierte en cómo referirnos al uso de SWAM (arena, agua y miniaturas) cuando no es identificable como método sandplay de Dora Kalff. Algunos terapeutas se han referido a otras aplicaciones con el término “sandtray” (o “sand tray”: bandeja de arena).

Algunos analistas junguianos han sugerido identificar el método desarrollado por Kalff como sandplay Kalffiano. De hecho, cuando la International Society of Sandplay Therapy (Sociedad Internacional de Terapia Sandplay) se estaba formando en los años 80, inicialmente el nombre tentativo para la sociedad eraInternational Society of Dora Kalff Sandplay Therapy (Sociedad internacional de Terapia de Sandplay Dora Kalff). Pero pronto esto se modificó, por petición de Dora, de retirar su nombre del título. Otros terapeutas dicen ahora que utilizar el término “Sandplay Kalffiano” es redundante.

Una preservación de la identidad del método de Kalff incluye su conocida cita “espacio libre y protegido” así como las tres características distintivas descritas anteriormente: Proceso; interpretación retrasada; y procesos duales.

References

Bradway, K. (1996). Sandplay and sandtray. Journal of Sandplay Therapy, (5)2, p.10.

Bradway, K. (2002). Response to Clifford Mayes and Pamela Backwell-Mayes paper: The use of sandplay in a graduate educational leadership program. Journal of Sandplay Therapy, (11)2, p.103).

Bradway, K. and Capitolo, T. (2005). Sandplay with analytic therapy. San Francisco C.G. Jung Institute Library Journal. Volume 24, p.51-69.

Bradway, K.; Signell, K.; Spare, G.; Stewart, C.T.; Stewart, L.H. Jr.; Thompson, C. (1981). Sandplay studies Origins, theory and practice. C.G. Jung Institute of San Francisco.

Kalff, D. (1980). Sandplay: A psychotherapeutic approach to the psyche. Santa Monica, CA: Sigo. A revision with anew translation of (1971) Sandplay: Mirror image of a child’s psyche. San Francisco: Browser.

Kalff, D. (1991). Introduction to sandplay therapy. Journal of Sandplay Therapy, 1(1), p.9.

Weinrib, E. (2005). Introduction to sandplay and creativity. Journal of Sandplay Therapy, 14(2), p.49.

Esta entrada fue publicada en Publicaciones/Ponencias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.