Cómo y por qué todavía leemos a Jung – Susan Rowland

SUSAN ROWLAND

 SusanRowland

Susan Rowland es Directora Asociada de Programas Híbridos en el Pacifica Graduate Institute, en donde enseña Jung, Psicología Arquetípica y Humanidades Relacionadas. Fue fundadora de la Cátedra IAJS [1] en 2003-6. Autora de varios libros sobre Jung, Teoría Literaria, Género y Artes, siendo su último trabajo: The Ecocritical Psyche: Literature, Complexity Evolution and Jung, 2012 [2]. Su correo es:  susanr183@gmail.com. El siguiente es el aporte de la autora al Panel plenario de cuatro expositores (Susan Rowland, David Tacey, Stan Marlan y Mark Saban), que se presentó el 20 de agosto de 2013 en el XIX Congreso Internacional de Psicología Junguiana del 18 al 23 de agosto de 2013, en la ciudad de Copenhague, Dinamarca. El nombre del Panel fue “Cómo y por qué todavía leemos a Jung”, basado en la obra How and Why We Still Read Jung: Personal and professional reflections, y fue moderado por la analista Jean Kirsch. Este documento corresponde a la traducción oficial de la IAAP al español, realizada por los miembros de ADEPAC Juan Carlos Alonso y Ana Rico de Alonso, y su publicación fue autorizada por la autora.

Presentación de la charla

Jean Kirsch
Jean Kirsch

Buenos días. Mi nombre es Jean Kirsch y voy a ser la líder y moderadora de este panel titulado “Cómo y por qué todavía leemos a Jung”.

Cada uno de los cuatro miembros del panel, aquí presentes, contribuyó con un ensayo para la compilación  editada por Murray Stein y por mí, con el título “Cómo y por qué seguimos leyendo a Jung: Reflexiones personales y profesionales”. A estos autores se les invitó a escribir sobre la forma en que habían desarrollado una aproximación gratificante, personal y académica, para leer y escribir sobre Jung, y por qué continuaron leyéndolo. Como era de esperarse, las más diversas perspectivas están representadas en el libro. Queríamos que los autores escribieran sobre su experiencia de lectura personal y brindaran su lectura profunda de Jung. Murray Stein y yo lamentamos no haber podido incluir más de los muchos excelentes escritores que hay en nuestro campo.

1

Quisiera explicar cómo vamos a proceder. Se nos ha pedido ceñirnos a los textos escritos, pero espero que nos disculpen en caso que nos llegáramos a desviar. Voy a presentar a los miembros del panel, cuando vayan a intervenir. A cada uno le avisaré cuando le queden 5 minutos y 1 minuto. Luego, tendremos la discusión.

Esperamos que se sientan estimulados a reflexionar sobre su propia lectura de Jung. ¿Qué les hace volver a él una y otra vez? ¿Qué los ha inspirado para profundizar en su propia lectura? ¿De dónde proceden sus pasiones y cómo las alimentan? ¿Qué apertura inesperada van a descubrir hoy?

Nuestra primera expositora, Susan Rowland, lamenta no poder asistir al Congreso. Quiero leer, en su nombre, su breve comunicación.

Jean Kirsch

 

 

Un agradecimiento: algunas breves observaciones y una disculpa

Susan Rowland

Cómo y por qué todavía leemos a Jung es una innovadora colección de ensayos editada por Jean Kirsch y Murray Stein. Me siento honrada y encantada de hacer parte de ella. Agradezco especialmente a Jean Kirsch por usar su voz para incluirme en este panel.

Siendo una académica formada en literatura, sin experiencia clínica, una vez escribí un artículo para la Revista de Psicología Analítica llamado, “Jung, the Trickster [3] Writer, or What Literary Research can do for the Clinician.” [4] La segunda parte del título pretendía ser sólo una aclaración divertida, pero los editores no me dejaron quitarla en el proceso de publicación. Ahora veo que este título le habla a mi largo involucramiento con la psicología junguiana con conexiones ocultas con las humanidades y con los “estudios literarios”, en particular.

De hecho, mi trabajo en este libro, llamado “Reading Jung for magic”[5], forma ahora parte de un proyecto de libro en el que se utiliza a C.G. Jung y a James Hillman para argumentar que la psicología Junguiana y los estudios literarios comparten una historia inconsciente y no escrita.

1

Una de las ventajas de los estudios literarios es el hábito de la lectura en forma de búsqueda: la lectura como interrogante de lo que la escritura es o podría ser. Al leer a Jung la primera vez, me encontré experimentando algunos de los placeres frecuentemente asociados con la escritura creativa, tales como símbolos evocadores, metáforas míticas, la especulación y el humor. En particular, este tipo de dispositivos “literarios” no parecen ser decorativos ni van tampoco en detrimento de la “psicología”. Más bien, la escritura imaginativa, dramática y simbólica ha demostrado ser fundamental para la expresión de la psicología.

2

Concluí que Jung era intrínsecamente literario. Empecé a reconocer que no sólo su escritura se adecuaba especialmente para el análisis literario, sino que también pertenecía a las categorías literarias. Por encima de todo, vi que los escritos de Jung respondían a la lectura como búsqueda porque era escritura como búsqueda. La obra de Jung pertenecía a la literatura post-romántica, cuando la escritura dejó de ser valorada por su estricto apego a los modelos del pasado. Las obras románticas no obedecen reglas. Más bien, la escritura romántica está en búsqueda de reglas y teorías mediante  las cuales pueda ser comprendida.

Aquí hay una escritura que cumple con la agenda radical del Romanticismo. Los escritos de Jung liberan a la psique del lector de nociones demasiado estrechas de la verdad racional. Lo hace mediante la búsqueda del conocimiento como una indagación por sus normas y no por lograr una aprobación de éstas.

Para mí, la escritura de Jung, es también una búsqueda de significado – una búsqueda que abarca estrategias de ficción, poéticas, míticas, retóricas, lógicas, y empíricas. Parte de su naturaleza de búsqueda está en abordar y desentrañar diferencias entre ciencia y arte. Leer a Jung es involucrar la totalidad de la psique puesto que gran parte de las así llamadas cualidades literarias invocan al “otro”, esas partes de nosotros mismos que la modernidad ha situado / citado más allá del ego en la trayectoria de nuestro desarrollo. Es con este ánimo que recomiendo a esta audiencia las ricas reflexiones de este panel. (Y también mis disculpas pues la cirugía de la espalda que me hicieron este año, fue la que me impidió estar con ustedes).

Notas de pie de página

[1] Por sus siglas en inglés International Association of Jungian Studies (Asociación Internacional de Estudios Junguianos) (N. del T.)

[2] La Psique Ecocrítica: Literatura, Evolución de la complejidad y Jung.

[3] Trickster: Psicológicamente, tendencias descriptivas de la sombra inconsciente de naturaleza ambivalente y mercurial. Tomado de Sharp Daryl (1994). Lexicón Junguiano, Santiago de Chile: Cuatro Vientos Editorial (N. de T.)

[4] “Jung, el escritor Trickster o ¿Qué puede hacer la investigación literaria por la Clínica?”.

[5] “Lectura de Jung para la Magia”

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.