Análisis sobre la película “Un método peligroso”

Michael Blumenfield

Entrevista con Tom Kirsch


Tom Kirsch

Thomas B. Kirsch fue presidente de la Asociación Internacional de Psicología Analítica (IAAP) desde 1989 a 1995, y Presidente del Instituto Jung de San Francisco de 1976 a 1978. Actualmente tiene consulta privada en California, y es profesor en el Departamento de Psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. Este documento es la traducción del inglés de una entrevista que concedió este analista a Michael Blumenfield M.D. (www.psychiatrytalk.com/).

Traducido del inglés por Juan Carlos Alonso y Ana de Alonso

Le pedimos al Dr.Thomas Kirsch, un conocido analista junguiano que responda a algunas preguntas acerca de esta película.

Dr. Blumenfield: ¿Puede comentar sobre la relación entre Freud y Jung tal como se muestra en esta película?

Dr. Kirsch: Consideré que el retrato de David Cronenberg sobre la relación entre Freud y Jung era justo, y que mostraba las fortalezas y debilidades de ambos personajes. El entusiasmo inicial de Jung por Freud y sus teorías, así como sus reservas sobre la ubicuidad del origen sexual de la neurosis, están bien representados. A Freud se le muestra de acuerdo con la contratransferencia de Jung con Sabina Spielrein – una respuesta muy probable, dado lo que sabemos sobre su anterior relación. La película presenta el comienzo histórico del estudio de la dimensión contratransferencial del psicoanálisis a través de las relaciones entre Freud, Jung y Sabina Spielrein. La escena en el barco cuando van de Bremen a Nueva York es una muy buena de la esencia de lo que cuenta Jung del incidente, sin los detalles. En la película Jung le cuenta a Freud sus sueños, pero Freud no hace lo mismo. En realidad, de acuerdo con Jung enRecuerdos, sueños, pensamientos, Freud si le contó un sueño, pero se negó a darle sus asociaciones. Jung le preguntó el motivo y él le respondió”Porque no puedo arriesgar mi autoridad!”. En ese momento él lo perdió todo.”

Dr. B: A Jung se le presenta creyendo en premoniciones, telepatía y tal vez en otras ideas que no se pueden probar científicamente. ¿De qué manera es esta una representación justa o injusta de sus teorías?

Dr. Kirsch: Yo encuentro esta pregunta sesgada hacia una interpretación errónea de la apertura de Jung a la investigación de los fenómenos como si creyera en ellos, en lugar de verlo como una representación de su actitud de avanzada hacia el método científico, tal como se presenta adecuadamente en la película. Físicos famosos como Wolfgang Pauli, premio Nobel de física y otros científicos igualmente prestigiosos han demostrado un gran interés en estos fenómenos parapsicológicos. Las áreas de la parapsicología, la sincronicidad, la teoría del caos, y los temas relacionados con estos campos han recibido cada vez más atención por parte de científicos de muchos campos, incluyendo el psicoanálisis en los últimos años. Un número reciente de la revista Anales de Psiquiatría (Vol. 41, No. 12, diciembre, 2011) está enteramente dedicado al tema de las coincidencias significativas y el concepto de Jung de la sincronicidad, una parte central de su estudio de la capa arquetípica de la psique. Una de las escenas hacia el final de la película, cuando ellos están reunidos en el estudio de Freud y suena un ruido muy fuerte, es una representación muy acertada del interés de Jung por lo que consideró como la exteriorización de la tensión psíquica. Freud se negó a encontrarle algún significado psicológico al fenómeno. Mi opinión es que, históricamente, Freud no estaba interesado en estos fenómenos. Por otra parte, el interés de Jung en la parapsicología ha sido utilizado por el psicoanálisis para hacer recaer sospechas sobre la credibilidad de Jung, demostrando con ello que Jung era “no científico” y en verdad, un “místico”. Creo que la película retrata las diferencias entre Freud y Jung sobre el tema, con precisión y comprensión.

Dr.B: ¿Cree usted que Jung tuvo una relación sexual con su paciente Sabina Spielrein, y si es así, esto influyó en el juicio de las contribuciones de Jung en el psicoanálisis?

Dr. Kirsch: No tengo ni idea si Jung tuvo una relación sexual con Sabina Spielrein. Este es un tema sobre el que se ha escrito extensamente. Zvi Lothane, psicoanalista e historiador, registró en sus primeros trabajos su convicción de que ellos tuvieron una aventura sexual. En un trabajo posterior cambió de opinión. Permítanme darles una ilustración personal de mis experiencias sobre este tema. En 1983 asistí a una conferencia pública de Bruno Bettelheim en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. Su tema era la Mala traducción de Freud, pero en lugar de abordarlo, habló ante un público que no tenía acceso a los hechos documentados, sobre la correspondencia aún inédita entre Sabina Spielrein, Freud y Jung, Una simetría secreta de Aldo Carotenuto (publicada al año siguiente.) Bettelheim fue enfático en afirmar que Jung y Sabina Spielrein habían tenido una relación sexual. En el debate, le pregunté cómo podía él estar tan seguro, y él se reaccionó de manera abiertamente agresiva a mi desafío de su visión de la verdad. De hecho, yo estaba familiarizado con las investigaciones de Carotenuto y sabía sobre la correspondencia que se había encontrado en el sótano del Instituto de Psicología, en donde Sabina Spielrein había estado trabajando antes de regresar a Rusia. Es interesante que Spielrein hubiera dejado todos sus papeles cuando regresó a Rusia en 1919.

Cualquiera que sea la verdad, es injusto que juzguemos las contribuciones de Jung sobre la base de su relación con Sabina Spielrein. Jung sólo tenía 29 años en 1904, justo al comienzo de una larga carrera en un campo de estudio todavía informe: la psicología profunda. Dando crédito a la película, este tema se trata con consideración. Si se admite completamente la verdad, en los primeros días del psicoanálisis se dieron muchas de estas relaciones sexuales. Ernst Falzaeder, un historiador psicoanalítico, ha mostrado los diversos enlaces sexuales entre los primeros psicoanalistas y sus pacientes. Es una lista considerablemente larga. Muchos de esos pacientes se convirtieron en psicoanalistas. Si Jung tuvo una relación sexual con Spielrein, fue uno entre muchos.

Por otra parte, Jung sabía de la estrecha relación entre Freud y su cuñada, Minna Bernays. Yo mismo he visto la firma de Freud, donde él mismo y Minna firmaron en el libro de visitas del Hotel Schweizerhof en Majola, Suiza, como marido y mujer. Esto sugiere mucho y sin embargo, los partidarios de Freud han sostenido por mucho tiempo que esto no prueba nada acerca de la naturaleza de su relación. Jung, en una entrevista con Kurt Eissler, para la Biblioteca del Congreso, que va a ser dada a conocer en el 2013, no dice expresamente que ellos hubieran tenido un romance, pero sí menciona que tanto él como su esposa Emma habían observado, cuando visitaron a Freud por primera vez en Viena en 1907, que Minna estuba al corriente de las ideas de Freud (en contraste con su hermana Marta) y que miraba a Freud con adoración.

No hay duda que Jung y Sabina Spielrein tenían una relación mutua de transferencia / contratransferencia erótica. Habiendo transcurrido tanto tiempo va a ser muy difícil, si no imposible, determinar en qué medida fue actuada en consecuencia. Pero, ¿es ésta la pregunta más importante de hacer? Este fue el comienzo del psicoanálisis, y sabemos que Breuer había dejado el campo debido a este problema. El hecho es que Sabina Spielrein fue ayudada por el tratamiento psicoanalítico de Jung y que Jung alentó sus aspiraciones, lo que demuestra su respeto por ella. El que ella llegara a ser médica, psiquiatra, y de los primeros miembros del grupo psicoanalítico de Freud en Viena, demuestra con certeza que la influencia de Jung no fue desacertada. La película también destaca el papel (de Sabina) en la ampliación de la teoría freudiana de la libido. Su influencia en la teoría freudiana de la pulsión de muerte está documentada apenas en una nota de pie de página, en la obra de Freud Más allá del principio del placer.

Dr. B: ¿Cómo una película como ésta o la obra de Christopher Hampton, sobre la cual se basa, influye en el legado de Jung?

Dr. Kirsch: He oído decir a algunos de mis colegas que están decepcionados por la representación de Jung en la película. Sobre esta base , como en lostrailers sensacionalistas, yo estaba preparado para que no me gustara la representación de Jung. Ciertamente, el episodio de los azotes es exagerado. El papel de Otto Gross, y el hecho de que Jung y Gross se hubieran involucrado en un análisis mutuo, es uno de los aspectos históricos más fuertes y dramáticamente fundamentales de la película. Gottfried Heuer, una analista junguiana en Londres y presidente de la Sociedad Otto Gross, cree que Otto Gross tuvo una influencia muy profunda en Jung en 1908 sobre una mayor libertad sexual.

Desafortunadamente, existe un error evidente al final de la película. Cuando Sabina le pregunta a Jung si está involucrado con otra paciente, Jung le dice que sí, y además le dice que Toni Wolff es medio judía. ¡Eso es una mentira total! Toni Wolff, provenía de una de las más antiguas familias cristianas de Suiza. Su árbol genealógico se remonta a los inicios de la Confederación Suiza en los siglos XII y XIII. A Christopher Hampton se le habló de su error antes de que su obra The Talking Cure se inaugurara en Londres, pero él optó por dejar a Toni Wolff como medio judía, y perpetuó el error en su versión de la película. Más aun, muchos prominentes historiadores psicoanalíticos han tomado el drama de Hampton como la afirmación de un hecho! Diedre Bair ha documentado la genealogía de Toni Wolff en la página 713, nota 27, en su obra biográfica, Jung.

Me gustó en especial la interpretación de la súplica de Jung a Spielrein de una reciprocidad por la paciencia y el cuidado que él había tenido con ella frente a su propio estado de terrible conflicto interior. Esta es una representación fiel de su estado de confusión, tal como se documenta en la correspondencia de ellos publicada, así como la mencionada por Jung en MDR y demostrada en su Libro Rojo, aunque esto es generalmente considerado en parte como su reacción emocional al final de su relación con Freud.

Dr. B: ¿Le ha gustado esta película y se la recomendaría a otras personas?

Dr. Kirsch: Si me gustó la película. Pensé que tanto Jung y Freud estaban bien representadas y sobre todo me gustó el Jung de Michael Fassbender. El papel de Sabina Spielrien se interpretó magistralmente en todo su potencial dramático por Keira Knightly. La única persona que no estuvo bien representada fue Emma Jung. Ella era una persona mucho más aterrizada y fuerte que la criatura arrogante, frágil que se ve en la película. Eso fue una verdadera decepción, porque nada de lo que he oído de Emma Jung estuvo representada, ni en el papel ni en la actriz Sarah Gadon.

Sin duda recomendaría a otros a ver esta película con las salvedades que he planteado. En general, me encontré admirando y compartiendo la interpretación de David Cronenberg de Sabina Spielrein y de Freud y Jung. Espero reacciones como la mía sean más generalizada. Si es así, puede marcar un cambio en la conciencia pública del valor de Jung como un pionero y un importante contribuyente a nuestro conocimiento de la psique.

La tergiversación de Toni Wolff, sin embargo, plantea un problema importante, especialmente debido a las acusaciones posteriores contra Jung por su supuesto antisemitismo. Al presentársele iniciando una relación más íntima con una mujer mitad judía, cuando ya era ampliamente visto como antisemita, Jung el hombre aparece como un personaje carente de integridad. Como lo prueba la repetición de errores de Hampton por parte de prominentes historiadores del psicoanálisis , el drama puede ejercer una poderosa influencia incluso en las mentes más eruditas.

Dr. B: Quisiera agradecer al Dr. Kirsch por responder a estas preguntas para PsychiatryTalk MB

 

Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Publicaciones/Ponencias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.