El Mapa del alma según Jung

Autor : Murray Stein

Juan Carlos Alonso

Cuando son tan escasas las traducciones a nuestro idioma de autores junguianos contemporáneos, es placentero encontrar en español un libro como el de Murray Stein, pues además de presentar una visión actualizada de la Teoría de la Psicología Analítica, realiza interesantes elaboraciones conceptuales fruto de su conocimiento y experiencia clínica. El autor estudió en la Universidad de Yale, en el Instituto C. G. Jung de Zurich y en la Universidad de Chicago, y fue presidente de la IAAP (International Association for Analytical Psychology) del año 2001 a 2004.

En la introducción se explica el título del libro, “El mapa del alma según Jung”, al comparar el autor la gran aventura de la exploración espacial en la década de los años sesenta, con los viajes emprendidos por los analistas pioneros, como Freud, Jung y Adler, en la valiente exploración del espacio interior. El libro describe los hallazgos de Jung y el mapa de la psique trazado por él, con el fin de guiarnos en el recorrido a través de sus escritos. No obstante, advierte que Jung nunca creaba sistemas cerrados, sino que dejaba abiertas las compuertas a infinitas posibilidades. “Al leer a Jung siempre he percibido el profundo respeto por los misterios de la psique humana, y esta actitud es la que permite que el horizonte se siga expandiendo. Su mapa amplía vistas en lugar de apartarlas”. Es decir, que cualquier estudio de este mapa psíquico será siempre la lectura de un misterio, que no podrá ser comprendido en términos racionales…, será necesario descubrirlo cada uno de manera aplicada y vivencial.


Murray Stein

El libro no es un texto más de introducción a la Psicología Analítica, ya que tiene varios aspectos novedosos en la presentación de los descubrimientos junguianos. Uno de los principales es el lenguaje claro con que el autor logra explicar algunos de los planteamientos más complejos de la teoría junguiana, tales como la relación entre arquetipo e instinto, las polémicas categorías de anima y animus aplicadas al campo del género, los distintos niveles simbólicos que pueden tener las representaciones históricas del Sí mismo o el vínculo entre la teoría de los arquetipos con el principio de la sincronicidad. La sencillez de las explicaciones sobre todos estos aspectos denotan el profundo conocimiento que tiene el autor sobre los principios junguianos.

Original es también el énfasis en las interrelaciones entre los conceptos, tan dispersos en los escritos de Jung, lo cual da unidad, coherencia y pleno sentido a su teoría. “Mi propósito es el de mostrar que, si bien existen lagunas e inconsistencias en el mapa de Jung, existe sin embargo una unidad de visión más profunda subyacente y que vale mucho más que los eventuales desaciertos en la precisión lógica”. Otra novedad más es que expone los hallazgos de Jung en la medida en que él los fue presentando en sus escritos, mencionando las modificaciones que sufrirían luego algunos de los principales conceptos.

Las anteriores cualidades hacen de esta obra una lectura obligada tanto para legos como para expertos. Complementa textos introductorios como el de Frieda Forham (Introducción a la Psicología Analítica), el de Ira Progoff (La psicología de Carl G Jung y su significado Social) o el de Jolande Jacobi (La psicología de Carl G. Jung) pues permite profundizar en las principales y más complejas teorías, así como hacer un seguimiento histórico de los conceptos fundamentales de la Psicología Analítica. Una última fortaleza es la impecable traducción, realizada por Danila Crespi, analista junguiana venezolana.